babybubble

babybubble

Duerme bien, pequeño 🧸💕

Es posible que quienes te rodean te hagan creer que sólo por ser madre es completamente normal estar totalmente agotada por la falta de sueño. ¡No es así! Comienza hoy tomando tu sueño y descanso en serio. ¡Aprenda cómo establecer una rutina de sueño para tu bebé!

LA FORMA MÁS RÁPIDA DE CONSEGUIR UN BUEN DESCANSO NOCTURNO:
  • Aprende cómo el sueño está relacionado con la comida.
  • Aprende cómo el sueño está relacionado con sentirte seguro.
  • Aprende cómo el sueño está relacionado con las rutinas.
  • Sé consistente. No intentes varias estrategias en poco tiempo. Haz un plan y mantente en él.
COMIDA Y SUEÑO

Asegúrate de que tu bebé coma lo suficiente durante el día para poder dormir bien por la noche.

  • Los recién nacidos de 0 a 2 meses a menudo necesitan comer cada 3-4 horas durante la noche.
  • Los recién nacidos de 3 a 4 meses pueden dormir de 6 a 8 horas sin comer y podrían comer 2 veces por la noche.
  • Los recién nacidos de 5 a 6 meses no necesitan comer más de una vez por la noche.
  • Después de los 6 meses de edad, los niños no necesitan comer por la noche (a menos que una condición médica lo requiera). A partir de los 6 meses, los niños no deben comer ni beber después de haberse cepillado los dientes por la noche. 

La leche materna tiende a ser más fácilmente digerible en comparación con la fórmula, ya que está diseñada naturalmente para tu bebé. Por eso, algunos bebés podrían dormir más pesado con la fórmula. Otros bebés podrían tener dificultades para dormir con la fórmula, ya que generalmente está hecha de leche de vaca, que puede no ser adecuada para sus delicados estómagos. Si bien no recomendamos introducir la fórmula únicamente para promover un mejor sueño, si ya estás complementando la lactancia materna con fórmula, ajustar el momento de las alimentaciones con fórmula por la noche y priorizar la lactancia materna durante el día puede ofrecer alguna ayuda.

Al introducir la avena a los bebés, generalmente alrededor de los 6 meses de edad, puede ser beneficioso concentrar la lactancia materna durante el día y asegurarse de dar una buena porción constante de avena por la noche. Esto ayudará a que tu bebé duerma mejor.

SENTIRSE SEGURO/A Y DORMIR BIEN

Si tu bebé se despierta en un lugar diferente de donde se quedó dormida, no te sorprendas si se despierta por completo.

Los bebés son durmientes ligeros, se despiertan y entran en el sueño ligero con más frecuencia que los adultos.

Imagina si te quedas dormido en un lugar y te despiertas en otro lugar; ¡sería aterrador y confuso, ¿verdad?

Entonces, cuando tu bebé se duerme en tu regazo mientras le das el pecho pero se despierta en la cuna, o se duerme en el cochecito y se despierta en una cama, puede hacer que se sienta inseguro. Sentirse inseguro los hace despertarse por completo. Esto es simplemente la forma en que la naturaleza se asegura de que los bebés pidan tu ayuda cuando algo puede ser peligroso para ellos.

Si te aseguras de que tu bebé se sienta seguro, es más probable que aprenda a volver a dormirse por sí mismo.

Por eso es importante crear un entorno de sueño constante y seguro para tu bebé.

Usa tus palabras y acciones para mostrarle a tu bebé cómo debería sentirse al irse a la cama.

Piensa en cómo puedes señalar a tu recién nacido que es seguro quedarse dormido.

RUTINAS Y SUEÑO

Haz las cosas en el mismo orden todas las noches. Si tiene un copadre y se turnan en la rutina nocturna, hablen juntos y decidan el mejor orden para su familia. Escríbanlo en un papel y colóquenlo dentro del armario del baño para recordar.

Después de tu última comida del día, puedes comenzar la rutina nocturna, que puede ser un ritual especial y acogedor adaptado para ti y tu bebé.

Este ritual puede incluir:

  • Cambiar pañales, limpiar los pliegues de la piel de tu bebé y su parte inferior con aceite de bebé y agua tibia, o bañar a tu bebé. Los baños diarios no son necesarios para los bebés menores de un año, pero pueden ser beneficiosos una vez que tu hijo comience la guardería.
  • Ponerse el pijama.
  • Cepillar los dientes de tu recién nacido (tan pronto como aparezca el primero).
  • Leer de 2 a 3 libros, preferiblemente historias que no sean demasiado estimulantes para tu recién nacido.
  • Apagar las luces de manera constante a una hora designada cada noche puede ser beneficioso para la rutina de sueño de tu hijo. Es esencial evitar encender las luces durante las actividades nocturnas, como la lactancia materna, el cambio de pañales, el uso del baño, cambiar sábanas o consolar a tu hijo. Esta práctica ayuda tanto a tu hijo como a ti a mantener la conciencia de que todavía es de noche y que lo único que deberían hacer después es volver a dormir.
  • Reproducir música relajante a bajo volumen, usar ruido blanco, cantar una canción de cuna, o silencio, puede ayudar a que tu hijo se relaje y se quede dormido.
APRENDE LA DIFERENCIA entre lo que debe ajustarse a la edad y lo que siempre es cierto para el sueño (para todas las edades).
LO QUE DEBE AJUSTARSE A LA EDAD:

Cuánto duerme tu bebé durante el día y cuánto duerme por la noche. Cuando permites que tu bebé duerma más tiempo o más a menudo de lo necesario durante el día, será más difícil que tu bebé duerma bien por la noche.

Dormir mucho durante el día también podría afectar las posibilidades de poder alimentar lo suficiente a tu bebé durante el día, lo que también afectará cuán bien duerme tu bebé. La forma en que haces que un bebé duerma toda la noche tiene que ver con un equilibrio entre: dormir la cantidad correcta durante el día y comer lo suficiente durante el día.

LO QUE ES CIERTO PARA TODAS LAS EDADES: (tanto para ti como para tu bebé)
  • Si está completamente oscuro en tu habitación por la noche, dormirás mejor. ¡Usa cortinas opacas! (Los niños no le tienen miedo a la oscuridad, a menos que se les enseñe).
  • No comas nada en las últimas dos horas antes de dormir. ¡Deja descansar también tu sistema digestivo!
  • La última hora antes de irte a dormir debe ser tranquila (sin pantallas para ti tampoco) y pasar realizando una rutina que te ayude a relajarte (tomar un baño o leer un libro).
  • Comienza la rutina nocturna a la misma hora todas las noches. 
  • Levántate a la misma hora cada mañana. Dado que tú y tu bebé no están privados de sueño, puede ser útil tener un despertador configurado a la misma hora cada mañana para ayudar a mantener la rutina.
ERRORES COMUNES QUE COMETEN LOS PADRES:

Es común comenzar la rutina de sueño de tu hijo demasiado tarde. Recuerda: es mucho más difícil hacer que un niño excesivamente cansado duerma. Si tienes un hijo que muestra signos de cansancio, ya has esperado demasiado.

Creer cuando alguien dice: “los niños dormirán tanto como necesiten”. Esto simplemente no es cierto. Las rutinas saludables como comer bien, hacer suficiente actividad física y dormir, todo necesita ser enseñado. Hay nuevos estudios que investigan la relación entre la privación de sueño durante el primer año de vida de un niño y el TDAH.

Es difícil ser inteligente acerca del sueño si estás demasiado cansada: si tienes una pareja que toma el turno de noche cada dos noches, está genial. Asegúrate de que solo uno de ustedes esté despierto.

Incluso si tienes a alguien que tome el turno de noche cada dos noches, y especialmente si no lo tienes, te recomendamos reservar una noche de vez en cuando para dormir en algún lugar que no sea tu hogar (o al menos en otra habitación con tapones).

Deja que alguien de confianza (pareja, abuelo, niñera, querido amigo) cuide a tu bebé durante al menos 7 horas. Permítete dormir sin interrupciones. Existe la posibilidad de que te despiertes sintiéndote completamente renovada. (No olvides llevar tu sacaleches para evitar congestión de leche si estás amamantando).

La introducción de rutinas de sueño debe variar. “The Contented Little Baby Book” recomienda comenzar prácticamente desde el nacimiento. Las enfermeras pediátricas en Suecia recomiendan comenzar cuando tu bebé tiene alrededor de 4-6 meses, que también es aproximadamente cuando podrías introducir los primeros alimentos sólidos a tu bebé, lo que puede afectar su patrón de sueño.

SI NO ESTÁ ROTO, NO LO ARREGLES

Todos los bebés son diferentes, y es posible que tengas una configuración que funcione bien. En ese caso, por favor, no sientas que tienes que cambiar nada según lo anterior. Usa la configuración que sientas correcta en tu corazón.

LA APLICACIÓN BABYBUBBLE

Desde la fertilidad y el embarazo, hasta la maternidad y más allá. Descarga la aplicación babybubble para obtener consejos y apoyo en tu viaje. Disponible para descarga gratuita en Google Play y App Store.

Home » ¿Cómo establecer una rutina de sueño para mi bebé?